-Adela, ¿ya terminaste la carta para la abuelita?
-Todavía no, mamá.
-¿Pero qué tanto le escribes a la abuela todas las semanas?
-Cartas del abuelo.

Ilustración: Constanza