-Isa, hoy me sobra tiempo, si quieres puedo darle el biberón a Hugo.
-Descuida, Luis, se ofreció Nero a dárselo.
-¡Tú estás loca!
-¿Por qué? Como ves, hasta un perro puede hacerlo.

Ilustración: Zazzie