-Mamá, ya verás que pastas más chulis está haciendo Raquel.
-¿Vas a ser repostera, Raquel?
-No mamá, voy a ser escultora.

Ilustración: Eloise Wilkini