-¿Me llamas para algo urgente?.
-¿Algo urgente? ¡No, ¿por qué?!
-Entonces, disculpa, pero tengo que colgar.
-¿Estás ocupada?
-No, es que este año he decidido acabar con el estrés.
-¿Y qué tiene eso que ver con mi llamada?
-Que me percaté de que antes de tener teléfono móvil no lo padecía.

Ilustración: Pinterest