-Jo, qué mal, vaya invierno más crudo y largo.
-No comprendo por qué te afecta tanto el mal tiempo.
-Porque te pasas el día en casa comiendo.
-¿Y qué tiene eso de malo?
-Que se te dispara la tensión y suele darte un infarto.

Ilustración: Pascal Campion