-Quizá alguien se apiade de nosotros y nos preste dinero para el viaje.
-No recuerdo haberme apiadado nunca de nadie que me pidiera para el autobús.
-Quizá una de esas personas fanáticas de la solidaridad…

Ilustración: Julia Denos