-Mañana no puedo, quedé con Sabina.
-¿Con Sabina?
-Parece ser que no tiene con quien tomar un café.
-Lógico, en cuanto le cuentas lo que te ocurre te dice lo que tienes que hacer.

Ilustración: Sophie Griotto