-¡Uy, Marta! Tienes una barriguita casi como la mía. ¿No será que eres una glotona?
-¡No , mamá! Es que vas a tener gemelos.

Ilustración: Sarah Ahmed