-Mamá, Esmeralda quiere que participe con ella en MasterChef.
-Ni hablar. Tú no vas a la tele.
-Ya me advirtió que no ibas a dejarme.
-¿Ah, sí?
-Dice que quieres que yo siga creyendo que eres la mejor cocinera del mundo.

Ilustración: Emanuela Di Donna