-Vicente, dale de comer a la gata, por favor. Ando liada con estas tablas.
-Te lo está pidiendo a ti.
-Porque está acostumbrada a que la atienda yo.
-Por eso no concibe que ahora no lo hagas.
-¿No será que no lo concibes tú?

Ilustración: Pascal Campion