-Paro ya, mamá.
-No, échale más leche.
-Me gusta que sepa mucho a chocolate.
-A tu padre y a mí no.
-Por eso me ofrecí a hacerlo yo.

Ilustración: Pascal Campion