-¡Uf! Vaya culo que tiene. Con un poco de suerte está divorciada. ¡Ojo tío!, ahora cualquiera se arriesga…, como sea una loca Me Too…

Ilustración: Matthieu Forichon