«A mí siempre me salva la literatura».
Ilustración: Asako Yoshihama