-¿Qué piensas?
-Que no me basta una noche al mes.
-Lo veo difícil. Tú trabajas en Madrid y yo aquí, en París. Ya tenemos hechas nuestras vidas…
-Será cuestión de rehacerlas.
-Pero yo luché mucho por todo lo que tengo…
-¿Qué te hace suponer que está en peligro?

Ilustración: OyaBad