«—Quiero decir, bonita —dijo Friddo— y finalmente noté una genuina hostilidad en su voz—, que en economía hay que ser listos y saber cuáles son los deseos de los demás, pero sobre todo enseñar a los demás qué deseos deben tener».

STEFANO BENNI
Margarita Dolcevita

Ilustración: Pinterest