-¿Está usted seguro de que la planta que desea se llama así?
-No me haga usted dudar.
-Es decir, no está seguro.
-Sí lo estoy, si usted no me hace dudar.

Ilustración: Kirsti Davidson