-Esta es comestible, papá.
-Yo juraría que es una Amanita Muscaria…
-Ignoro su nombre, pero es la que sale en los cuentos.
-¿Es eso fiable?
-Claro papá. Ahora todos los cuentos infantiles son edificantes. ¿Qué autor va atreverse a poner en un cuento una seta alucinógena?

Ilustración: Jesús López