-He traído una pelotita para que juguemos.
-¡Qué bien!
-Yo te la tiro y tú vas a buscarla.
-¡Que bien!
-Me la traes y me la das en la mano.
-¿Por qué?
-Es así el juego.
-Pero entonces siempre ganarás tú.

Ilustración: @leepix