-Lo he llevado a varios reeducadores caninos y sigue escarbando el jardín.
-¿Y qué te dicen?
-Que he de ser razonable.

Ilustración: Michelle Baron