«Pero no puedo seguir viviendo aterrorizada, ni viendo lo que veo reprimir las lágrimas».

SÓFOCLES

Antígona

Ilustración: Annya Marttinen