«Conviene evitar llegar al desprecio».

Ilustración: Beka Ash