¡¿A dónde vas con esa pinta, por favor?! Súbete este pantalón, peínate. ¿En babuchas todavía? ¡Ah, no! A pasear. ¿Que este desgraciado de gobierno no te deja salir? ¡Amos, anda! ¿Acaso no tienes veinte metros cuadrados en tu rededor? ¡Pues venga! A dar vueltas al perímetro de tu casa. ¿Sudas ya? Pues espabila, a la ducha y a desayunar.

Ilustración: liveinternet.ru