Vaya, veo que hoy sábado sí que madrugaste. ¿A dónde vas? ¡Ah, sí claro!, es fin de semana y llevas seis días encerrada sin ver a tu novio. Y no calla, ¿eh? Que tengo gana de verte, que no aguanto más, que hay que vivir el momento… Ya, ya. Si ya me sé el cantar. Es lo de siempre, pero ahora tienes más miedo que otras veces a perderlo. ¡Mira que si te quedas sola para siempre! A decir verdad, tienes miedo a perderlo todo. Todo. Todo salvo lo que en este momento tienes más posibilidades de perder: la salud. Pero, claro, la salud siempre la pierden otros. Tú eres joven, estás fuerte, hasta ahora llevabas una vida sana, tienes una mente positiva. Visto así, con un poco de suerte igual libras.

Ilustración: Yayao Ma