Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Categoría

Toya

Tarde benévola

El día ha sido benévolo y nos ha regalado una tarde de primavera. Lo ha sido en verdad, porque al sol vespertino se unió la posibilidad de jugar al «busca chuches» con Toya. Hacía tiempo que, por diferentes razones, no podía permitírmelo.

A Toya y a mí nos divierte mucho este pasatiempo. La principal razón para ambas, es que lo realizamos juntas. A ella le entusiasma, también, porque rastrear forma parte de su naturaleza, hace algo que yo le indico y obtiene de recompensa un trocito de comida.

En cuanto a mí, me fascina observar cómo busca y encuentra las chuches que previamente dispongo sin que me vea. Cómo olfatea el aire, como insiste cuando está difícil de alcanzar el objetivo.

En definitiva, cómo se esfuerza para conseguir algo que desea. No sé cómo se arreglan estos maravillosos animales, siempre enseñándonos valores.

Imagen: Toya posando para vosotros tras el juego, fototeca propia

En Principets

Cada año voy a Principets. En el salón de mascotas del Principado, que tiene lugar en el pabellón de exposiciones de la Magdalena de mi ciudad natal, es posible ver hermosos ejemplares de todas las razas, adoptar un perro, comprar lo que necesites o antoje para tu mascota y ver demostraciones varias de habilidades caninas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pero Principets es, también, una cita clave para informarse de todo lo referente a nuestros animales de compañía. Entre otras cosas, de las leyes existentes para la tenencia de los mismos y su convivencia en sociedad.

Este año el estand del ayuntamiento de Avilés informaba sobre la campaña que está llevando a cabo para facilitar dicha convivencia. Algo muy complejo, pues a pesar de que en esta ciudad somos muchos los que amamos a los perros y nos desvivimos por ellos, son más los que les tienen aversión.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Confío en que la campaña presente sea el principio de lo que debería haber sido ya —va a hacer ahora veinticinco años, cuando tuve mi anterior perra—. Entonces, un numeroso grupo de personas con sus respectivos canes, irrumpimos en la sala de plenos del ayuntamiento para quejarnos por la falta de zonas de esparcimiento para ellos y pedir se creara una normativa municipal que regulase nuestros derechos y deberes.

Aquello quedó en nada. Era otra época, había menos perros, la gente era más tolerante y los perros estaban menos estresados, nos arreglamos como pudimos. Pero ahora hemos llegado a un situación en la que es imprescindible tomar medidas que la regulen, pues cada vez son más los problemas entre los dueños de perros y los que no los tienen. Sin embargo, no se puede obviar algo tan evidente como que necesitan hacer ejercicio para liberar su energía. ¿Dónde?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Respecto a los animales, España está sujeta a leyes obsoletas, descabelladas en cualquier otro país civilizado. ¿Será que no lo somos? Cómo se me puede ocurrir semejante pregunta, me da miedo leer vuestras respuestas.

Imágenes: Fototeca propia

Mi ama me ama

Este es mi aspecto hoy. A lo largo de un mes, Alessandra ha ido recortando a tijera mis enmarañados rizos. Alessandra huele bien, me inspira confianza, aunque reconozco que soy muy desconfiada, a ella no la temo. Mi ama dice que, aunque no tengo pinta rústica —ella me quería así, country— estoy guapa igualmente y que en unos meses tendré, por fin, el pelo propio de una PDAE.
Elma me anima cada día, bien con que voy a superar mis temores o bien con que va evitarme padecer alergia. Yo se lo agradezco, aunque sospecho que también lo dice para retomar fuerzas ella. A veces, la pobre, agobia un poco, sobre todo, cuando como hoy tiene que soportar un cólico de estómago. Entonces yo la ayudo a sobrellevar el dolor. Me meto por ella y la lamo, me dejo abrazar y le doy calor. Entonces ella, mi ama, huele muy rico, a puro amor.

Imagen: Fototeca propia

Atrapando el momento

Sentada al abrigo de la solana. Viento, lluvia, sol. Toya y su balón. Paz. Atraparía el momento para el mañana. Sólo tengo a mano el teléfono móvil y la memoria. La palabra escrita, también.

Imagen: Fototeca propia

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑