Si bien en el presente me estoy empleando de lleno en El proyecto Elmita y La novela de iniciación, tengo varios en perspectiva. Parten de ideas que, en un momento dado, me atraparon y piden les dé vida.

Suelo centrarme en dos o tres trabajos, pero no abandono otras ideas que surgieron y me atraparon. Tomo nota de ellas y voy perfilando personajes, busco causas y efectos, etc. Así, sin darme cuenta, adquieren consistencia en espera de que llegue el momento de desarrollarlas en su totalidad.

Será entonces cuando me siente a escribirla, en el género y forma que venga dada. ¿Un cuento, una novela, una obra de teatro? La atención y la entrega a la idea inicial me lo acabarán revelando.

Ilustración: Kelly Rae Roberts