Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Etiqueta

Animales

Insolidaridad humana

-¿Estás seguro de que podemos comer eso.
-Seguro. Es lo que hacen los humanos con los productos del campo.
-Ahora entiendo por qué no quedan para nosotros.

Ilustración: Pinterest

Lo más, ¿y lo menos?

-¿Para mí, Dafy? Es preciosa.
-La más olorosa.
-La tuya también lo es, Mos.
-La más silvestre.
-Y la tuya lo mismo, Pil.
-La más original.
-¡Oh, Riti, ¿también tú?
-La que brotó más alta.
-¿Y por qué alguno no ha escogido la menos?

Ilustración: silvitablanco.com.ar

No merece la pena

-Pero qué estás haciendo, so idiota. ¿Un gato lavando los dientes? Si tengo que vivir así para que me acepten prefiero ser callejero.

Ilustración: Rob Scotton

Derecho a decidir

-Me voy.
-¿Por qué?
-Porque no quiero vivir en un lugar en el que otros decidan por mí.
-¿Quién decidió por ti?
-La hormiga.
-¿Herminia?
-La misma.
-¿Y qué decisión tomó?
-Que me fuera.

Ilustración: Victoria Kirdiy

La ley del lugar

-Me llamo Enriqueta. Me gustaría establecerme aquí.
-Pero tendrás que acatar la ley.
-¿Y cuál es la ley?
-No se admiten discusiones.
-¿Y cómo tratáis los asuntos y llegáis a acuerdos?
-Sumando opiniones.

Ilustración: Xuan Le

Estado independiente

-Amo, pedimos la independencia del establo.
-¡Qué independencia ni que cuernos!
-Es nuestro derecho y por tanto lo democrático es concedérnoslo.
-¡Qué derecho ni que ocho cuartos!
-¡Venga compañeros!: ¡referéndum, referéndum, referéndum…!
-A partir de ahora se os acabó escuchar la radio.

Ilustración: Jess Pauwels

Según te vean te tratan

-Este verano estuve en Inglaterra. Allí los caballos somos muy bien recibidos.
-¡Qué suerte! A mí no me dejan entrar en otro país.
-Es por miedo. Temen les hagas daño.
-¿Qué daño puedo hacer yo? Al igual que tú, soy herbívora, tengo mucho menor tamaño y no puedo cocear. Soy totalmente inofensiva.
-La próxima vez no vayas arrastrándote.
-Si soy una serpiente…
-Te prestaré una elegante silla de cuero y unos estribos e intentarás ir erguida. Ya verás cómo así nadie te da el alto en la frontera.

Ilustración: Lucy Fleming

Perro modelo

-¿Queda mucho?
-Estás quedando muy bien, Pipo.
-Gracias, Rosi. Eres muy amable. Pipo posa muy bien.
-Me canso. ¿Por qué no la pintas a ella si tan amable es?
-No seas desconsiderado, Pipo. No está bien. Rosi es amable contigo.
-Conmigo no, contigo. Te está haciendo la pelota.
-¡No es cierto!
-¡Basta o no saldréis hoy!
-¡Calla, Rosi!
-¡Descuida, Pipo!
-Así me gusta. Buenos chicos.
-¿Queda mucho?
-Pipo…

Ilustración: Grafolio

¿Tu mascota?

-No permitiré que vuelvas al circo, Teo.
-¿Y qué harás conmigo?
-Mis padres pertenecen a una protectora de animales. Te adoptarán y serás mi mascota.
-No soy un gatito.
-Pero estás igualmente domesticado.
-Devuélveme a mi hábitat, te lo suplico.
-Pero yo te creía mi amigo…
-Y yo a ti una niña compasiva.

Ilustración: Judith Kerr

Diagnostícador diagnosticado

-El plan es el siguiente: Silvio le echará unas gotas de Dormidina en el cuenco del agua; Carla vigilará que se quede dormido; Gilberto le pondrá la cuerda alrededor del cuello; Rosaura la lanzará por encima de la viga…
-Lo ahorcaremos. ¡Me niego!
-Desde que llegó Rodolfo hemos sufrido cuatro bajas, Gilberto. Sin duda, tenemos un psicópata en casa.
-Me temo que no, Jonás.
-¿Insinúas que es una suposición mía?
-Insinúo que se queda corta. Tenemos dos.

Ilustración: Maika World

Humanos incomprensibles

-Has quedado preciosa, Sasha.
-He quedado a tu gusto, que no es el mío.
-Vamos a tener visita y debes oler bien.
-Olía bien, a gata. Ahora no me gusta como huelo.
-Hueles maravillosamente. A azahar.
-«Jamás comprenderé a los humanos. Se pasan el día quejándose de su vida y, sin embargo, no cejan de imponer sus costumbres a todo bicho viviente».

Ilustración: Maggie Cole

Diversidad

-Álvaro, este paisaje me recuerda a mi tierra, ¿pintamos un elefante?
-Añoras a tus congéneres, ¿verdad? Cuando lo desees te buscaremos un hogar en un lugar en el que hayan sobrevivido al exterminio.
-Éste es ahora mi hogar. En él aprendo cosas diferentes a las que habría aprendido con los de mi especie.

Ilustración: chopsticksroad

Posturas políticas

-¿Por qué discuten?
-El gallo no quiere al erizo en la granja.
-Yo soy un gato demócrata. El que quiera que Eric se quede que levante la pata.
-Yo soy un gallo dictador, aquí no vota nadie.
-Yo soy un perro conciliador, que pase una semana fuera de la granja y otra dentro.

Ilustración: Victoria Kirdiy

Tu olor me despista

-Snif, snif. ¿Kiko, eres tú? Me despista el olor a pollo asado.

 

Bienvenida

-Bienvenido a nuestro paraíso.
-Sois muy amables, pero ya me voy.
-¿Te espera alguien?
-No. Es que voy a tener descendencia.
-Este es el lugar perfecto para que criar a tus hijos.
-Sin embargo a mí no me ofrece confianza.
-¿Por qué?
-Desde que llegué me han venido a saludar una zorro y una gallina, un ratón y un gato y, ahora, un lobo y una oveja.

Ilustración: Victoria Kirdiy

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑