Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Etiqueta

Cariño

Abrazo manifiesto

-Mamá, ¿qué te pasa? ¿Por qué me abrazas así?
-Según mi psicoterapeuta, no debo inhibir mis sentimientos.
-¿Y qué pasa con los míos?

Ilustración: Natalie Johands

«Sus pasos de música transparente
como el abrazo de una hermana, lleno
de hojas, amor y fuego».

PALOMA MURO DE ZARO OTAL
Visita en una mañana de domingo

Ilustración: Claudia Tremblay
«Carezco de goma que borre afectos».
Ilustración: Gaelle Boissonard

Objetivos divergentes

-¿Qué te ocurre hoy?
-Mi objetivo para el 2019 es ser más afectuosa.
-El mío no seguir siendo víctima de tus caprichos.

Ilustración: Ilustrators.com

Cartas del más allá

-Adela, ¿ya terminaste la carta para la abuelita?
-Todavía no, mamá.
-¿Pero qué tanto le escribes a la abuela todas las semanas?
-Cartas del abuelo.

Ilustración: Constanza

Amor canino, mejor

—Me conformaba con que tan solo un humano de tu mismo sexo fuera tan expresivo como tú, Milton.
-¡Qué asco!

Ilustración: Pascal Campion

Lealtad, obediencia y cariño brutal

Una palabra, lealtad, para describir a Toya. Pegada a mi cama un día tras otro. Se esconde bajo ella cuando la vienen a buscar para salir. Aun así, obedece. Obediencia, también la define. Mi familia consigue distraerla un buen rato, hace ejercicio y corre feliz por prados anegados. La llaman y acude. Un ladrido impaciente a la puerta de mi habitación me advierte de que los ausentes regresaron. Vuelven satisfechos, aunque cansados. Los años no perdonan. Me cubre de besos. Brutalmente cariñosa, la adjetiva mi padre. Lleva razón, eso también la define.

Imagen: Fototeca propia

Ama responsable

-Mirad lo que hace Roy: ¡Roy, cuclillas!
-¡Qué listo!
-Mis padres no me dejan tener perro.
-Tampoco me dejaban a mí.
-¿Y cómo los convenciste?
-Comportándome como un perro maleducado. Comía con la boca, orinaba en cada rincón de la casa, ladraba por todo, arañaba los muebles, escondía las zapatillas, lloraba a gritos si me dejaban sola…
-¿Y no te castigaban?
-Sí, pero no cedí. Acordamos que dejaría de fingir ser perro si me traían uno de la protectora. Si me ocupaba de atenderlo y lo educaba me dejarían quedármelo.
-Ja, ja, ahora ya no tendrán valor para devolverlo.
-No necesitarán hacerlo, le atenderé mientras viva!

Ilustración: Cicely Mary Barker

Yo os quiero a vosotras

-¿Y ahora que entró el otoño qué voy a hacer sin vosotras?
-El otoño te traerá otras cosas.
-Pero yo no quiero otras cosas, os quiero a vosotras.
#buendiatengais #Barird

Ilustración: Barird

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑