Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Etiqueta

Cocinar

Cocinar conlleva limpiar

-¿Así que es así, jovencito, como te enseñó la tía Chiara a hacer la pizza?
-¡¡¡Sí!!! Ja, ja, ja…
-Pues espero que también te haya enseñado a limpiar la cocina?
-Me enseñó que era tarea de ella, mamá.

Ilustración: Roxy Lapassade

Cocina al gusto propio

-Paro ya, mamá.
-No, échale más leche.
-Me gusta que sepa mucho a chocolate.
-A tu padre y a mí no.
-Por eso me ofrecí a hacerlo yo.

Ilustración: Pascal Campion

Amiga ladina

-Mamá, Esmeralda quiere que participe con ella en MasterChef.
-Ni hablar. Tú no vas a la tele.
-Ya me advirtió que no ibas a dejarme.
-¿Ah, sí?
-Dice que quieres que yo siga creyendo que eres la mejor cocinera del mundo.

Ilustración: Emanuela Di Donna

Mejor, comida basura

-Mmmmm, tiene un aroma exquisito.
-¿Qué has preparado, abuela?
-Sopa de marisco.
-¿Y de segundo?
-Lechazo al horno con croquetas de patata.
-¿Y de postre?
-Gelatina natural de arándanos.
-¡Qué asco, comer eso! Mejor hubieras hecho pizza caliente de hamburguesas con kéchup, Donuts rellenos de bacon y gominolas de Mercadona, como mamá.

Ilustración. Víctor Escandell

Menú desfasado

-Honey, toma un poquito de caldo, te sentirás mejor.
-Honey tuvo un accidente mortal, Bibiana, no una gripe.
-¿Por qué tuviste que pillarla con el camión de bomberos? ¡No me gusta este juego!
-Yo quería jugar a ser reportero de la tele y grabar un drama de suspense como los de los informativos, pero tú solo sabes jugar a las mamás. ¡Has sido tú quien ha fastidiado el juego!

Ilustración: Mabel Lucie Attwell

Cualidad de amigo

—¿Que miras, Yorik?
—Como comes.
—Sabes que no voy a darte nada.
—¿Por qué? Has hecho un montón de comida. ¿Quien va a comerla? Solo me tienes a mí.
—¿Por qué tienes que recordármelo constantemente.
—Porque los perros somos amigos sinceros.

Ilustración: Yayao Ma

Dieta práctica y económica, pero fría

-¿Qué le pasó?
-Que su madre se pasó a la dieta ecológica.
-¿En qué consiste?
-Comida sin ser sometida a material combustible.

Ilustración: Sarah Warburton

Ni con receta

-Y eso que el de la tienda ecológica me dijo que eran unos guisantes muy tiernos.
-Benja, aquí pone: «Una vez cocidos saltear con jamón o tocino». ¿Los cociste?
-No. Cuando hice la receta con los de lata quedaron en su punto.
-Los de lata los envansan cocidos.

Ilustración: Pascal Campion

Ingrediente dominante

-Gil, ya tiene suficiente chocolate.
-Es el ingrediente que más me gusta.
-Es un bizcocho multirracial si seguimos añadiendo chocolate los huevos y la harina no van a notarse.
-Siempre hay un gen dominante, en este caso el de raza negra.

Ilustración: children.Ilustrator.com

Cambio de atribuciones

-A ver si te gusta.
-¡Hummmm, buenísimo! ¿De dónde has sacado la receta?
-Del libro que te regaló mi madre cuando nos casamos.

Ilustración: Yayao Ma

Restauración infantil

-Ya puedes echar la empanadilla, Nora.
-¡Qué sorpresa se van a llevar los papis!
-«¡Qué rica, comida casera! En esta casa me estaban envenenando».

Ilustración: pp.vk.me

La menestra de mamá

-Mamá si estás en el cielo, reza para que tu menestra me salga bien. Quiero demostrarles a Marianela y a su marido que Internet no es equiparable a heredar el recetario de una experta cocinera.

Ilustración: pauleillustration.com

Rendición

-Celia, te propongo ir a comer al «Bocado de muerte».
-No insistas. Te recuerdo que sigo de baja.
-Llevas ya quince días, te vendrá bien distraerte.
-Reconócelo, estás harto de cocinar.
-¡Vaaale! Tu ganas. Prometo ayudarte con las tareas de la casa cuando te reincorpores al trabajo.
-¿Ayudarme?
-Perdón, perdón. Repartírnoslas.
-¡Ah, Fer, por fin! Me muero por tomar una tortilla de patatas sin chamuscar.

Ilustración: Pascal Campion

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑