Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Etiqueta

Dieta

A cada edad sus razones

-¿Por qué no nos daríamos estas satisfacciones de jóvenes?
-Hacíamos dieta para caber en la talla cuarenta y dos.
-Mejor sería la hiciéramos ahora.
-¿Por qué? Nuestra compañía de seguro no cobra por la talla del ataúd.

Ilustración: Inge Löök

Invierno de infarto

-Jo, qué mal, vaya invierno más crudo y largo.
-No comprendo por qué te afecta tanto el mal tiempo.
-Porque te pasas el día en casa comiendo.
-¿Y qué tiene eso de malo?
-Que se te dispara la tensión y suele darte un infarto.

Ilustración: Pascal Campion

Cuestión de humor

-Diana, ¿qué ha sido de tu dieta?
-He decidido dejarla.
-Te hacía bien, te habían bajado el colesterol y los triglicéridos; e, incluso, al igual que yo, habías perdido peso.
-Y al igual que tú, también había perdido el buen humor.

Ilustración: Facilisimo

Dieta práctica y económica, pero fría

-¿Qué le pasó?
-Que su madre se pasó a la dieta ecológica.
-¿En qué consiste?
-Comida sin ser sometida a material combustible.

Ilustración: Sarah Warburton

Odio visceral

-Voy a cogerte una salchicha, tienen una pinta estupenda.
-Y yo a ti una croqueta, tienen aspecto de estar riquísimas.
-Qué bueno está todo. ¿Dónde cree tu hija que estás?
-En el médico.
-Qué raro que no haya querido acompañarte.
-Le dije que lo harías tú.
-¿Se fía de mí?
-En absoluto, pero con tal de no verte…

Ilustración: Inge Look

Ansiolítico natural

-¡Bua, bua, bua!
-¿Qué te pasa, Aida?
-No tengo que ponerme.
-Si tienes el armario lleno de ropa.
-No me vale nada.
-Te lo advertí: controla el chocolate, pero tú nada.
-La culpa la tuvo el invierno frío y asqueroso qué hubo, fue deprimente.
-No tienes voluntad, ese es tu problema.
-¿Y el tuyo? Al menos el chocolate es un producto natural, no como tu caja de ansiolíticos.

Ilustración: Yayao Ma

Tremendo cambiazo

-Estos dulces están buenísimos.
-Están recién hechos, los compré esta mañana.
-¿No te registró tu hija al volver de la compra?
-Dije que eran para su suegra. Ahora está con ella.
-¿Y que están merendando?
-La hogaza de pan sin sal que dije era para nosotras.

Ilustración: Inge Löök

Conciencia permisiva

-¿Qué desea?
-¡Vade retro!
-Disculpe, no la he entendido.
-Perdone, hablaba mi conciencia. Sírvame una manzana.
-Esto es una pastelería.
-Espero un momento que consulte con mi conciencia. Póngame un pastel de manzana, por favor, dice que con un cincuenta por ciento se conforma.

Ilustración: Nathalie Jomard

Placer navideño

-¿Qué es lo que más te gusta de la Navidad?
-Comprar. ¿A ti?
-Comer.
-Quién lo diría con la figura que tienes.
-Es la única época del año en que como hasta hartarme.

Ilustración: Kanako Kuna

Dieta animal

-¿Y A ti qué te ha dicho el veterinario?
-Que sustituyera el pienso por comida natural.
-Lo mismo que a mí, oye. ¿Y qué le respondió tu ama?
-Que entonces comería ella comida procesada porque ni el dinero ni el tiempo le daban para tanto.

Ilustración: Lorna Scobie

Tentación de verano

-Ñan, ñan.¡ Está de rico, Job!
-Ya lo huelo.
-¡Debe de engordar! Es una suerte que los perros no podáis comer dulce, así os resulta más fácil mantener el tipo.
-¿Fácil? ¿Con una dueña como tú?

Ilustración: Virpi Pekkala

-Ñan,ñan,ñan.
-Por mí sería vegetariano, pero mis padres dicen que para crecer tengo que comer de todo. ¿Cómo es que tú eres tan alto?
-Mi dieta es muy nutritiva, pero es muy triste comer flores.
-¿Saben mal?
-Al contrario, son muy ricas. Pero date cuenta que nacen para embellecer los campos y alegrar la vida. Desprenden aromas agradables, son pacíficas y frágiles. Es terrible tener que elegir entre su vida y la mía.
-Pensándolo mejor, igual sigo comiendo carne de granja, pescado de cultivo y verduras y frutas de invernadero.

Ilustración: Tim Budgen

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑