Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Etiqueta

Escritura

Una restricción provechosa

A estas alturas del confinamiento ¿cómo lo lleváis? ¿Cómo va vuestra salud física y mental? Mientras recapacitáis, voy a contaros cómo lo llevo yo. 

En general, lo llevo bien. En cuanto a la salud física estoy gozando de una mejora sustancial gracias al tratamiento experimental que me realizan en el HUCA. Por desgracia, esta quedó mermada porque los fisioterapeutas no trabajan, privándome de una de las terapias que necesito. No tengo más recurso para sobrellevar la situación y evitar me repercuta en el bienestar emocional que extremar los cuidados al máximo. Conque he tenido que tomar una serie de medidas restrictivas para poder seguir activa.

En el ámbito literario, dentro del espectro que requiere toda vocación u oficio —crear, compartir y aprender—, he elegido tres cosas, una de cada parcela. Esta decisión afecta a la regularidad de mis publicaciones en este medio.

En consecuencia, el fruto de la creación de momento será inédito. El objetivo es poder terminar la novela juvenil que hace tiempo traigo entre manos. Por el contrario, en lo relativo a compartir elegí una de las posibilidades que ofrece la red. La Asociación de Discapacitados de Avilés y Comarca (DIFAC) me propuso realizar un Club de lectura online para sus socios, entre los que me encuentro. Estos días estoy ocupada de lleno creando un grupo de Facebook para gestionarlo. Y en último término y esencial, la parte del aprendizaje la satisfaré cumpliendo una aspiración añeja. A final de verano me aplicaré en un curso de poesía, género literario que más admiro. 

Sabed que esta decisión la tomé tras meditar y teniendo en cuenta que en estos tiempos hay entretenimiento telemático para todo gusto y edad. Si los hados lo permiten, compartiré con vosotros la cosecha que obtenga. Entre tanto, en Facebook haré publicaciones esporádicas de diversa naturaleza sin orden ni día concretos. Será en mi blog personal donde intentaré, dentro de lo posible, aplicarme más.

Para terminar, os agradezco infinito vuestra fidelidad. Hace cuatro años que publiqué los primeros microcuentos. Gracias a ellos descubrí una faceta más como escritora, me acercaron a vosotros y conocí al ilustrador Gustavo Mazali. Con él estoy haciendo una serie de humor gráfico que confío podamos mostraros próximamente. Me despido tomándome la libertad de daros un consejo: no os dejéis abrumar por estar confinados. Pongamos en orden no solo las casas, sino nuestro mundo interior. Ese mundo interior donde bulle lo que en verdad somos.

Imagen: Fototeca personal
«Cuando no escribo el monstruo me domina».
Ilustración: esainity.tumblr.com

«La ironía indica que existe un pacto entre el autor y el lector (…). El autor espera que seamos capaces de leer entre líneas. Y, por supuesto, nos hace un cumplido. Cualquier buen lector intenta (…) ser alguien en quien nada se pierde”.

RICHARD COHEN
Cómo piensan los escritores. técnicas, manías y miedos de los grandes escritores

Ilustración: Leicia Gotlibowski
«Un escritor que se inspira únicamente en su experiencia está condenado a repetirse».
Ilustración: Pinterest

Escritora profesional en ciernes

-¿Cómo va tu novela?
-Ya la concluí, la estoy pasando a limpio.
-¿Para qué?, no pierdas tiempo en eso. Escribe otra.
-Quiero enviarla al premio Planeta.
-No tienes edad para participar.
-La presentaré con los datos de mamá.
-Si ganases, lo descubrirían y anularían el fallo del jurado.
-Para entonces la noticia ya será Trendint Topic y las editoriales se pelearan por publicarla.

Ilustración: Pinterest

Fórmula novelística

-Esté te atrapa en la primera página.
-Eso pasa con muchos.
-De verdad, hazme caso.
-Es que eso, en la novela actual, no garantiza nada. La mayoría de los escritores actuales dividen la novela en tres partes: las primeras veinte páginas y las diez últimas apasionantes y el resto un tostón, páginas de relleno.

Ilustración: Pinterest
«A escribir te empuja una pulsión interior irrefrenable».
Ilustración: Barbara McClintock

«Escribir novelas responde a una especie de mandato interior que te impulsa a hacerlo. Es pura perseverancia y resistencia, apoyadas en un prolongado trabajo en solitario».

HARUKI MURAKAMI
De qué hablo cuando hablo de escribir

Ilustración: sulromanza.it

Fallo de programación

-¿Te enteraste de lo que le pasó a la autora de estos cuentos?
-No. ¿Qué le pasó?
-Que se confundió al programarlos y ayer salieron publicados dos a la vez. El del lunes y el que se suponía era para hoy.
-Pobre, creo no anda muy bien de salud; a lo peor está perdiendo también la razón.
-¡Qué rabia, yo que tenía la esperanza de protagonizar una de sus historias!

Ilustración: Lorna Scobie

Un poema de regalo

-¡Allí, mamá! Allí está el escritor del que te hablé.
-¡Ay, hija! No recurdo qué me dijiste de él.
-Que me dedicó un poema por el face el día de mi cumpleaños.
-¿Te cobró mucho?
-No, faltaría más.
-Entonces, hija, no te conviene. Se tiene por poco.

Ilustración: Richar Erdoes

Bloqueo

-Estoy estancada, Soni, se me quedó la mente en blanco. La novela iba sola y, de repente, no sé qué pasó.
-“Se independizó. Si puede ir sola no te necesita a ti para nada”

Ilustración: Pascal Campion

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑