Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Etiqueta

lectura

Una restricción provechosa

A estas alturas del confinamiento ¿cómo lo lleváis? ¿Cómo va vuestra salud física y mental? Mientras recapacitáis, voy a contaros cómo lo llevo yo. 

En general, lo llevo bien. En cuanto a la salud física estoy gozando de una mejora sustancial gracias al tratamiento experimental que me realizan en el HUCA. Por desgracia, esta quedó mermada porque los fisioterapeutas no trabajan, privándome de una de las terapias que necesito. No tengo más recurso para sobrellevar la situación y evitar me repercuta en el bienestar emocional que extremar los cuidados al máximo. Conque he tenido que tomar una serie de medidas restrictivas para poder seguir activa.

En el ámbito literario, dentro del espectro que requiere toda vocación u oficio —crear, compartir y aprender—, he elegido tres cosas, una de cada parcela. Esta decisión afecta a la regularidad de mis publicaciones en este medio.

En consecuencia, el fruto de la creación de momento será inédito. El objetivo es poder terminar la novela juvenil que hace tiempo traigo entre manos. Por el contrario, en lo relativo a compartir elegí una de las posibilidades que ofrece la red. La Asociación de Discapacitados de Avilés y Comarca (DIFAC) me propuso realizar un Club de lectura online para sus socios, entre los que me encuentro. Estos días estoy ocupada de lleno creando un grupo de Facebook para gestionarlo. Y en último término y esencial, la parte del aprendizaje la satisfaré cumpliendo una aspiración añeja. A final de verano me aplicaré en un curso de poesía, género literario que más admiro. 

Sabed que esta decisión la tomé tras meditar y teniendo en cuenta que en estos tiempos hay entretenimiento telemático para todo gusto y edad. Si los hados lo permiten, compartiré con vosotros la cosecha que obtenga. Entre tanto, en Facebook haré publicaciones esporádicas de diversa naturaleza sin orden ni día concretos. Será en mi blog personal donde intentaré, dentro de lo posible, aplicarme más.

Para terminar, os agradezco infinito vuestra fidelidad. Hace cuatro años que publiqué los primeros microcuentos. Gracias a ellos descubrí una faceta más como escritora, me acercaron a vosotros y conocí al ilustrador Gustavo Mazali. Con él estoy haciendo una serie de humor gráfico que confío podamos mostraros próximamente. Me despido tomándome la libertad de daros un consejo: no os dejéis abrumar por estar confinados. Pongamos en orden no solo las casas, sino nuestro mundo interior. Ese mundo interior donde bulle lo que en verdad somos.

Imagen: Fototeca personal

La realidad no supera a la ficción

-Lo que son las cosas, Victorio; al final eran más realistas mis novelas distópicas que tus ensayos científicos.

Ilustración: Anónimo

De roedor a lector

-¿Qué, gato idiota, vas a devorar esos libros?
-Yo no roo libros, los leo.
-¿Y para qué leer un libro?
-Para entretenerse aprendiendo.
-A ver, cuenta, ¿qué aprendiste con ese montón de libros viejos?
-Cien maneras de trasformar un ratón insolente en un ratón de biblioteca.

Ilustración: Liselotte Eriksson
«A mí siempre me salva la literatura».
Ilustración: Asako Yoshihama

Yoga estresante

-¿Que me vendría bien ir a yoga para el estrés?
-…
-¿Y a qué hora sería?
-…
-No a esa hora tengo que darle el biberón a Marcelo.
-…
-Imposible, tengo que llevar a Antonio al cole.
-…
-De ninguna manera, es la catequesis de Noelia.
-…
-Oye, mira, no me compliques. Prefiero seguir tirándome en el sofá a leer.

 Ilustración: Virpi Pekkala

«El escritor hace lo que aún no ha sido hecho. El lector puede dejar el libro, la frase no huye; el escritor «odia el acto de dejar», porque dejar es no hacer, y no hacer lo que aún no ha sido hecho es un error. No hacer es el mayor pecado».

GONÇALO M. TAVARES
Enciclopedia

Ilustración: www.keptafterclass.onigiri.us

Demasiado pronto, tarde ya

-Chico, no haces honor a tu generación.
-No crea, aprendí a leer en un aparato como el suyo. Tuvieron que operarme tres veces de la vista.
-¡Oh, Dios! Gracias por advertírmelo. Quizá sea la causa de mi catarata.
-No se preocupe, lo suyo es consecuencia de la edad. Ante esa de nada sirve ser moderna.

Ilustración: Kindle

A la búsqueda del personaje ejemplar

-¿Javi, quién es tu héroe preferido?
-No tengo ninguno, Rebeca. El de mi abuelo es Luke Skywalker, el de mi padre Indiana Jones, el de mi hermano Harry Potter y yo soy incapaz de encontrar un héroe que me atraiga.
-¿Has probado a buscar un perdedor?

Ilustración: Simini Blocker

Conocimiento de lector

-Tienes unos libros muy guapos.
-Me los regalan mis padres. Son de lo que creen que leer culturiza.
-¿Cultu qué?
-Culturiza. ¿No conoces esa palabra?
-Pues no, la verdad. Claro está, que yo de niña no leía.

Ilustración: Pascal Campion

Fórmula novelística

-Esté te atrapa en la primera página.
-Eso pasa con muchos.
-De verdad, hazme caso.
-Es que eso, en la novela actual, no garantiza nada. La mayoría de los escritores actuales dividen la novela en tres partes: las primeras veinte páginas y las diez últimas apasionantes y el resto un tostón, páginas de relleno.

Ilustración: Pinterest

Influencia liberal

-Venga, date prisa o nos pillará.
-Lo echará de menos.
-¡Qué va!
-Es muy grueso. Queda un hueco muy grande. ¿Por cuál lo sustituiremos esta vez?
-Por «El señor de los anillos»
-Como nos pille…
-Para entonces ya los habremos vendido todos e invertido el dinero.
-Al abuelo le va a dar un soponcio.
-Al contrario, se sentirá orgulloso. Me he leído todos sus libros sobre liberalismo. Nos estoy convirtiendo en jóvenes emprendedores.

Ilustración: Honor C. Appleton

Dos nuevos lectores

-¿Tú sabes qué les pudo pasar a Agus y a Ainar para que se aficionaran de repente por la lectura?
-Les dije que el Joker nunca había leído un libro.

Ilustración: Agustín Comotto

Cuentos ejemplares

-«Yimi You, asustado, se escondió en su madriguera…»
-Papá, me aburro.
-Pero si es un cuento muy guapo…
-Yimi You es un cobarde.
-Como la mayoría de los humanos.
-Prefiero a los superhéroes.
-Ellos no te enseñarán cómo debes actuar en la vida.
-¿Y un conejo cobarde sí?
-A como no debes, que es más importante.

Ilustración: Natasha Shaloshvili

Simplemente tú

-«Fin»
-¿Cuál os gustó más?
-A mí el del cerdito.
-¿Y a ti, Klaus?
-A mí me gustan todos, con tal de estar así…

Ilustración: Dominique Dong
«La lectura nos enseña palabras para comprendernos a nosotros mismos y entendernos con los demás».
Ilustración: Ofra Amit

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑