Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Etiqueta

Parejas

De finde, ¿eh?

Vaya, veo que hoy sábado sí que madrugaste. ¿A dónde vas? ¡Ah, sí claro!, es fin de semana y llevas seis días encerrada sin ver a tu novio. Y no calla, ¿eh? Que tengo gana de verte, que no aguanto más, que hay que vivir el momento… Ya, ya. Si ya me sé el cantar. Es lo de siempre, pero ahora tienes más miedo que otras veces a perderlo. ¡Mira que si te quedas sola para siempre! A decir verdad, tienes miedo a perderlo todo. Todo. Todo salvo lo que en este momento tienes más posibilidades de perder: la salud. Pero, claro, la salud siempre la pierden otros. Tú eres joven, estás fuerte, hasta ahora llevabas una vida sana, tienes una mente positiva. Visto así, con un poco de suerte igual libras.

Ilustración: Yayao Ma

Matrimonio modélico

-¡Quién iba a decirnos que a nuestra edad íbamos a pasarlo tan bien!
-Nadie, con la vida que llevábamos tan previsible y aburrida.
-¿Qué dices? ¡Fuimos un matrimonio modélico!
-Eso es.

Ilustración: Ronald West

Falto de tacto

-Apenas me reconozco, Silvino.
-Eras así de gordita.

Ilustración: Asterik-agency.com

¿Se sabe lo que se siente?

-Jorge, ¿tú sabes interpretar lo que sientes?
-No.
-¿Cómo sabes, entonces, que me quieres?
-Sintiéndolo.
-¿Sintiendo qué?, si no sabes interpretar lo que sientes.

Ilustración: jorgetate.tumbrl.com

Otras noches…

-¿Las noches contigo son siempre así de mágicas?
-Las hay que las paso roncando.

Ilustración: Vimal Chandran

Novia previsora

-¡Oh! ¿No me digas que eres de esoS que celebran los aniversarios?
-Sí, soy de esos.
-¿Eres consciente de lo que significará para mí cuando se te olviden?

Ilustración: Pascal Campion

La situación es otra

-¿Qué piensas?
-Que no me basta una noche al mes.
-Lo veo difícil. Tú trabajas en Madrid y yo aquí, en París. Ya tenemos hechas nuestras vidas…
-Será cuestión de rehacerlas.
-Pero yo luché mucho por todo lo que tengo…
-¿Qué te hace suponer que está en peligro?

Ilustración: OyaBad

Lujo de una noche

-Ismael, deberíamos repetir más a menudo esta experiencia.
-No podemos costearnos más que un viaje al año, Delia.
-¿Quién habla del viaje?.
-¿Entonces a qué te refieres?
-A pasar la noche de hotel y que nos traigan el desayuno a la habitación.

Ilustración: Rongrong - Ilustration

Abandono preocupante

-Mmmm… Rebeca, déjame en paz.
-Rebeca te dejó en paz y a mí intranquilo; hace horas que recogió sus cosas y se fue y no veo comida por ningún lado.

Ilustración: Kate Park

Bórralo

-Petrarca, ¿ves aquel hombre de la casa de enfrente que juega con una niña?
-Difuminádamente
-Es mi exmarido.
-Deberías difuminarlo.

Ilustración: Pinterest

Autoayuda para enamorados

-¿Por qué crees que tu madre nos habrá regalado estos libros?
-Para que sepamos el uno sobre el otro antes de casarnos.
-¿Y no sería más fácil seguir conociéndonos que basarnos en lo que escribe otro acerca del hombre y la mujer?
-Demasiado arriesgado; durante el noviazgo se idealiza al otro.
-De ser así, yo prefiero seguir idealizándote y no consentir que opiniones ajenas nos impidan disfrutar de esta etapa.

Ilustración: Pascal Campion

Empapelando la monotonía

-¿Qué haces, Pamela? Acabamos de pintar toda la casa.
-La monotonía es nefasta para la pareja.
-¿Es esa también una teoría de tu psicoterapeuta?
-No, en este caso es fruto de la experiencia.
-¿Qué quieres decir?
-Que o me busco un entretenimiento o te dejo.

Ilustración: Virpi Pekkala

Enamorado inseguro

-Aquí tienes tu compra.
-Miau
-Ja, ja, creo que tu gata quiere ayudarme a llevar la cena.
-De buen grado lo haría yo.
-Preferirías acompañarme a comerla.
-No quería decir eso…
-No te engañes, te ha traicionado tu subconsciente.
-No, no, de verdad. No era mi intención…
-Ya no estamos en el instituto, Armando.
-No, pero tú sigues siendo especial.
-O sea, sí querías decirlo.
-No, qué va, de verdad.
-En definitiva, que para lograr tener una cita contigo, o me vuelvo como las demás o nada.

Ilustración: fuu.ilustration.net

Ruptura considerada

-«Ariatha, cuando vuelvas a casa no hallarás rastro de mí. Ya no siento lo mismo cuando estamos juntos. No te lo dije esta mañana al desayuno porque te echarías a llorar y no soporto hacerte daño».

Ilustración: sevelletheartist.com

Cuestión de confianza

-Chist. No lo repitas.
-No te vayas.
-Un año pasa volando.
-Nada será lo mismo.
-Una relación ha de evolucionar.
-¿Cada uno por su lado?.
-Nos enriquecerá.
-¿Y si te enamoras de otro?.
-No ocurrirá.
-¿Por qué estás tan segura?
-Porque confío en mí.

Ilustración: Pascal Campion

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑