Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Etiqueta

Perros y amos

Solidaridad canina

—Vamos, Koba, no te hagas más de rogar.
-Yo me quedo en casa.
-Tú puedes salir.
-Soy un perro solidario.
-Solidarízate conmigo, no aguanto más en casa.
-No quiero te contagies por mi culpa. Me basta el plato de ducha.

Ilustración: Yayao Ma

Futuro vegano animal

-Chicos, preparaoos: hoy es el primer día del resto de vuestra vida. A partir de hoy cocinaré para vosotros.
-¿Carne?
-¿Pescado?
-Arroz silvestre con semillas de chía.
-Con carne.
-Con pescado.
-Ni carne ni pescado, ahora sois veganos.

Ilustración: Keiko

Razonamiento simplón

-Se han gustado.
-¿En qué te basas?
-En que no se pelean.
-Por esa regla de tres tú y yo también.

Ilustración: Pascal Campion

Falta de entendimiento

-Alberto, ¿me desprecias?
-¿Qué dices? Te estoy haciendo una señal de calma.
-¿En qué idioma?
-Canino.
-Lo he olvidado a fuerza de intentar que me entendáis los humanos.

Ilustración: David Sierra

Invitación anhelada

-¿No vas a invitarme?
-Es café, Tula, no te gusta.
-¿Y quién dijo que quisiera café?
-Como dices que si no te invito…
-A tomar algo.

Ilustración: Kana Nakajima

Así, jamás

-Lo he llevado a varios reeducadores caninos y sigue escarbando el jardín.
-¿Y qué te dicen?
-Que he de ser razonable.

Ilustración: Michelle Baron

Mal actual

-¿Qué le pasa a tu perro?
-Tiene estrés.
-¡Pobre! ¿Por qué?
-Se erigió en centinela de la casa y hace los tres turnos.

Ilustración: Pascal Campion

La familia

-¿Estás sola?
-Sí. ¿Tú?
-También.
-¿Dónde están tus dueños?
-No los encuentro.
-¡Oh, vaya! ¿Te gustaría vivir conmigo?
-¿Sería tu perro?
-Serías mi familia.

Ilustración: Yaoyao Ma

Lealtad sin igual

-Ama, ¿qué te pasa?
-Estoy angustiada, Toño.
-¿Puedo ser yo tu consuelo?
-¡Qué más quisiera, Toño! Tú eres mi desconsuelo.
-¡Imposible! Deseo solo hacer lo que tú quieres.
-Eso es lo que más me duele.

Ilustración: Pascal Campion

Reproche canino

-¿Por qué ahora nunca me subes a tu regazo?
-Has crecido.
-También Ezequiel.
-Sí, pero tú pesas mucho más.
-No deberías de haberme dado de comer.

Ilustración: Pinterest

Perro nutricionista

-¿Para qué has comprado tanta carne?
-A partir de hoy vas a comer carne fresca.
-¿Solo?
-Solo.
-Entonces prefiero la comida rápida. El pienso también lleva pescado, verduras y fruta.

Ilustración: www.weibo.com

Intuición canina

-Ignoraba que te interesara el arte.
-Y yo que supieras leer.
-No sé leer, intuyo lo que piensas.

Ilustración: Sibylline Meynet

Razonamiento canino

-¿Qué quieres, Aristides?
-La pelota.
-Ya te la di.
-No se mueve.
-No es hora de jugar.
-Ayer lo era.
-Hoy estoy trabajando.
-Convendría te organizaras mejor; me desconciertas.
-Me organizo como me parece.
-Deberías de ser más considerada, no vives sola.
-¡Lo que me faltaba! Eres un perro, no una persona.
-Con más razón.

Ilustración: Yayao Ma

Candidez canina

-¿Qué quieres? ¿La galleta?
-No, gracias.
-¿Qué me pides, entonces?
-Que me digas si te han mandado mis dueños.
-¿A qué?
-A recogerme.
-¿Te han abandonado?
-¿Qué es eso?

Ilustración: OlgaBad

¿Dominancia canina? Ja, ja, ja

-A tus padres no les gustará vernos así.
-No me importa, no entiendo qué tiene de malo.
-Es por eso de la dominancia…
-¿Eso que ellos quieren hacer contigo?

Ilustración: Virpi Pekkala

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑