Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Etiqueta

Perros y niños

Los humanos siempre ganan

-He traído una pelotita para que juguemos.
-¡Qué bien!
-Yo te la tiro y tú vas a buscarla.
-¡Que bien!
-Me la traes y me la das en la mano.
-¿Por qué?
-Es así el juego.
-Pero entonces siempre ganarás tú.

Ilustración: @leepix

Duda existencial

-Si a su edad me hubieran regalado un perro mi vida habría sido otra.
-Y la mía.
-¿Existiría la de él?

Ilustración: Pascal Campion

¿Celos de perro o capricho de dueño?

-Tener este bebé es lo mejor que nos podía pasar en la vida.
-«Ya, ya… Hace tres años era tenerme a mí».

Ilustración: Inslee Haynes

Ardid perruno

-Robert, hoy es el día perfecto para bañarme en el mar
-Está lloviendo.
-Por eso. Diremos que estoy mojado por la lluvia.
-¿Y qué diremos de la arena que te quede en el pelo?
-Que es contaminación.

Ilustración: Pinterest

¿Dominancia canina? Ja, ja, ja

-A tus padres no les gustará vernos así.
-No me importa, no entiendo qué tiene de malo.
-Es por eso de la dominancia…
-¿Eso que ellos quieren hacer contigo?

Ilustración: Virpi Pekkala

Obligación positiva

-Anda, Mateo, escóndemelo.
-Estoy triste, no tengo gana de jugar.
-Por eso estoy yo en tu vida.
-¿Para tener que jugar cuando no tengo gana?
-Para que te ocupes de mí y no de ti.

Ilustración: Frances Tipton Hunter

¿Capricho o incomprensión?

-Da igual que llores que no, Beatriz. Tú perrito no puede hacer todo lo que le apetezca.
-«No llores, Bea, los mayores no nos entienden, es ley de vida humana».

Ilustración: Pinterest

Parecido razonable

-¿Qué miras, ama?
-Si te pareces a mí.
-¿Me parezco?
-¿Tú qué crees?
-Me gustaría.

Ilustración: Rita Cardelli

¡Déjame a mí!

-¡Déjame a mí!
-Koke no es tuyo.
-Pero yo también quiero que me obedezca.
-Pues búscate otro perro.
-Es de la familia, nos lo regaló tía Flora.
-Me lo regaló a mí.
-Porque estabas enferma.
-Pues prueba a ponerte malo tú a ver si te regala uno.

Ilustración: Honor C. Appleton

Una por mamá…

-Esta por mamá…
-Ñan ñan
-Esta por papá…
-Ñan ñan
-¡Guau, guau! Por mí no hace falta, ya la trago yo.

Ilustración: Marcel Marlier

Interprete canina

-Guau, guau.
-Calla, Sancho, son mis amigos.
-Guau, guau.
-Tenéis que hablarle para que os vaya conociendo.
-Hola Sancho, yo me llamo Ignacio.
-Guau, guau.
-¿No le gusto?
-Sí, mucho. Ahora pregunta cómo se llama tu hermana.

Ilustración: Marcel Marlier

Niñera nueva

-¡Este país cada día está peor!
-¿Qué te pasa, Pepe?
-¿Pero no lo ves, Charo? ¿No ves que ese perro va suelto y va morder al niño del vecino?
-¿Qué dices? ¡Tú estás tonto! Es la niñera que te comenté se ocupa ahora de pasear a Pablito. Por lo visto, es a la única que obedece.

Ilustración: Phyllis Harris

Novio cobarde

-No puedo ir, ahora tengo que sacar al perro.
-…
-No, no pueden hacerlo mis padres. Estoy solo.
-…
-No, no puedes venir. A mis padres no les gusta que venga gente a casa cuando no están.
-Juan, cuelga ese teléfono y explícame por qué mientes y a quién.
-No miento, mamá.
-Para empezar, tú no sacas a Tor; para continuar, ahora no estás solo; y, para colmo, ni tu padre ni yo impedimos a tus amigos venir a casa cuando lo estás.
-No se trata de un amigo.
-¿De quién se trata, entonces?
-De mi novia.

Ilustración: Pascal Campion

Baño conjunto

-¿Para que abres el paraguas?
-No me gusta mojarme el pelo.
-A mí tampoco.

Ilustración: Pascal Campion

Perros que enamoran

-Yo también quisiera tener un perro.
-En el albergue que estaba Bribón, había para elegir. Fue muy difícil decidirme por uno.
-No sé cómo convencer a mis padres.
-Sólo tienes que conseguir llevarlos hasta allí. Del resto se encargarán los perros.

Ilustración: sulromanzo.it

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑