Buscar

La escritura es un estado

Elma S. Vega

Etiqueta

Relación

Novia previsora

-¡Oh! ¿No me digas que eres de esoS que celebran los aniversarios?
-Sí, soy de esos.
-¿Eres consciente de lo que significará para mí cuando se te olviden?

Ilustración: Pascal Campion

La situación es otra

-¿Qué piensas?
-Que no me basta una noche al mes.
-Lo veo difícil. Tú trabajas en Madrid y yo aquí, en París. Ya tenemos hechas nuestras vidas…
-Será cuestión de rehacerlas.
-Pero yo luché mucho por todo lo que tengo…
-¿Qué te hace suponer que está en peligro?

Ilustración: OyaBad

Nota ⬌ sms ⬌ WhatsApp

-¿Qué traes ahí, tío? ¿La lista de la compra? Ja, ja, ja.
-Es una nota de Virginia.
-¡¿Una nota?!
-Me deja.
-Mejor, está claro que no teníais futuro. ¿A dónde ibas con una novia que no tiene ni móvil?
-Me gustaba por eso. Le iba la comunicación directa.

Ilustración: Pinterest

Aire fresco

-Mmmm, ¡qué detalle!. Te advierto que estás creando un precedente.
-¿Y qué pasa?
-¿Qué pensaré cuando no lo hagas?
-¿Qué te hace pensar eso?
-Experiencias previas.
-Esta experiencia es conmigo, Victoria, no con tus ex.

Ilustración: Pascal Campion

Mejor no saberlo

—¿Hay algo que te preocupe?, es el tercer licuado que te tomas.
—Verás, Vera… Llevo días intentando decirte…
—¿Ves bien el florero?
—Como te decía, Vera, sabes que te quiero mucho…
—¿Te apetece tomar un licuado? Yo voy a hacerme uno.
—No, gracias.
—¿Decías algo?
—No, nada.
—Pues si no tienes nada que decir, anima esa cara, hombre.

Ilustraciones: Mylittle Paris, Brita

Hombre ileso

—Soy muy buen tipo, de verdad. Desconozco lo que es el rencor.
—Eso es que todavía no te ha dejado una mujer.

Ilustración: Sophie Griotto

El influjo de París

-Aquí en la ciudad de la luz, Paloma, quiero preguntarte una vez más si aceptas casarte conmigo?.
-¡Oh, sí, sí. Eduardo! Ahora sé cuánto te quiero.
-Otra mujer extranjera hechizada por el embrujo de París. Cuando le pase…

Ilustración: Kanako Kuna

-Te abro ahora mismo, Miguel.
-No me apetece pasar.
-Ya sabes que mis padres no ponen objeción.
-Merche, siempre quieres que nos veamos en tu casa. Explícame por qué cuando te hice la pregunta de si querías salir conmigo respondiste que sí.
-No sabía que tenía que interpretarla literal.

Ilustración: Itunohika

Pareja previsora

-María, ¿crees que algún día tendremos hijos?
-Está difícil.
-Me gustaría.
-A mí también.
-Cuando acabemos la carrera puedo buscar un empleo y tú sigues estudiando.
-Pero mientras hago el máster, saco el doctorado, consigo un empleo digno y formo parte de un equipo de investigación…
-Podemos ir congelando unos óvulos por si se nos hace demasiado tarde.
-E igual conviene que reserves también algo de semen, por si pasa más tiempo del previsto.

Ilustración: elentori.com

Remedio para la impaciencia

-¡Oh, que nene más cagón! Te acabo de bañar y ya tenemos que cambiar el pañal.
-Nuria, ¿te falta mucho? No me gusta pasarme la vida esperándote.
-Me falta lo mismo que a ti.
-Yo ya estoy listo.
-¡Ah, estupendo! Entonces cambia tú el pañal a Abel. A mí no me importa tener que esperarte.

Ilustración: Sophie Griotto

Primera cita

-Maribel, estoy pasando una noche maravillosamente romántica…
-«¿Esta es la idea que tiene éste de una cena romántica?»
-…el sonido de la lluvia sobre el paraguas, el aroma del asfalto mojado. Y lo mejor, las chips con ketchup y tu compañía.
-«Estupendo, mi compañía a la altura del ketchup. Te estás consagrando, majo»

Ilustración: Yaoyao Ma

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑